El think tank del socialisme català

 

 

 

 

Publicacions Activitats
 

Properes activitats

Dilluns
15/06
17 hores

XIè Fòrum EUROMED "El posicionament de Barcelona i Espanya a la Mediterrània"

El passat dilluns 15 de juny, la Fundació Rafael Campalans va organitzar, junt amb la Friedrich Ebert Stiftung, la XIena edició del Fòrum Euromediterrani per a parlar sobre "El posicionament de Barcelona i Espanya a la Mediterrània". Si més no, degut a la situació en la que ens trobem arran de la pandèmia, l'acte es va fer a través d'una conferència online retransmesa per streaming. Podeu trobar la sessió completa clickant aquí.

María Pallares, representant de la Friedrich Ebert Stiftung, inaugurà la jornada presentant aquesta XIena edició, dient que "estos 10 Foros Euromed han sido muy valiosos para identificar cuáles eran las nuevas fuerzas políticas y retos que han ido emergiendo por el mediterráneo frente el creciente desinterés que estamos viendo los últimos años sobre éste". Per altra banda, el director de la fundació, Pau Solanilla, feu una ronda d'agraïments i de presentació dels ponents de la sessió, explicà el funcionament d'aquesta i digué que davant el creixent desinterès per part de la societat pels temes relacionats amb el mediterrani, des de la fundació i el món socialista "somos activistas por el mediterráneo, para volver a poner este debate encima de la mesa frente este creciente desinterés que María comentaba".

La tercera tinenta d'alcaldia de l'Ajuntament de Barcelona, Laia Bonet, explicà com "Barcelona es mediterránea no sólo por geografía, sino también por militancia, por convicción. Por eso des de el ayuntamiento intentamos estar presente en todos los temas posibles sobre el mediterráneo". A més, Bonet defensà que "Barcelona es una ciudad mediterránea, pero también una ciudad global. Por eso nos preocupamos por todas esas temáticas que nos preocupan, como la desigualdad o cambio climático, tanto a nivel local como internacional". Al mateix temps, apuntà com "25 años después del inicio del proceso de Barcelona se debería de seguir trabajando por un sistema regional que nos permita trabajar de forma efectiva para luchar contra los retos que tendremos delante.", i que "des de el Ayuntamiento de Barcelona tenemos dos herramientas muy útiles para afrontar de forma más efectiva los retos globales y locales: la Agenda 2030 global y el municipalismo". En aquesta línia, Bonet també digué que "disponemos de un marco institucional que ofrece un paraguas bajo el que impulsar iniciativas de codesarrollo. Estamos hablando de una agenda 2030 que interpela a todos los estados por igual a pesar de que se encuentran en momentos distintos. Es una agenda que nos obliga a todos por igual y que nos da una oportunidad en la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible". Finalment, matisà que "la cooperación entre estados se encuentra algo estancada por la inestabilidad política y económica.", però com davant d'això, "el rol que pueden jugar las ciudades es crucial. Pueden ser espacios de diálogo y de cooperación".

Haizam Amirah, investigador principal del Real Instituto Elcano, aportà una visió més detallada i crítica de la situació al mediterrani al llarg dels últims anys, doncs si bé "el proceso de Barcelona fue revolucionario puesto que aportaba una visión del ámbito pública nueva.", al mateix temps "en 50 años de politicas y acuerdos europeos de cooperación con el mediterráneo sólo ha surgido 1 solo sistema democrático, y no ha sido justamente por las políticas europeas". A més, mirant de cara al futur, digué que "me preocupa que ésta crisis sanitaria haya propiciado que nos estemos avocando a un sistema multiemergencia de conflictos que ya existían. Esta multiemergencia está llevando a una caída en picado de los ingresos de los estados y de la fuente de generación de ingresos de éstos". Per altra banda, fent referència als paísos que conformen el mediterrani, matisà que "ya había sociedades y estados con muchas debilidades y falta de capacidad de dar respuesta a éstas. Se nos pueden juntar muchos factores, tanto viejos, como nuevos. Se puede generar la tormenta perfecta". Per acabar, digué que "hay que tener firmeza contra aquellos que vienen a crear problemas en el mediterráneo. Países que vienen de lejos o que vienen con malas intenciones, que están creando guerras civiles, que están financiando grupos extremistas por intereses monetarios o de petróleo. Si Europa no tiene una idea de qué hacer, de aportar soluciones, cada vez tendremos más problemas en el mediterráneo".

Eduard Soler, investigador sènior del CIDOB, va diferenciar els problemes i reptes de fa uns anys amb els d'avui dia, dient que "si hace 25 años nos hubiéramos reunido, habríamos hablado exclusivamente de la desigualdad entre norte-sur. En el contexto de 2020, cuando hablamos de desigualdades, no podemos sólo hablar de ejes norte-sur, sino de desigualdades dentro de cada territorio". A més, a això se li ha d'afegir que "tenemos hoy un mediterráneo más fragmentado, más desunido. Sólo una parte de los países del mediterráneo han avanzado hacia mejores condiciones, y otros se han quedado en situaciones brutalizadas". Amb tot, "en este momento, la idea del mediterráneo y de mediterraneidad compite con otras dimensiones. Hay que volver a reivindicarla a través de contenido, mostrar que sirve, que puede conseguirse algo mejor con lo cual sentirse identificado". En aquesta línia, digué que per a fer això possible "se necesita un buen relato que cumpla la triple A: Ambición, traducida con la cantidad recursos movilizados para dar soluciones; Agenda, que no puede ser la del 1995, tiene que ser relevante y ver cómo tenemos que hablar de aquello que importa a los ciudadanos y a los ministros y ministras; y Alianzas, que tienen que ser multinivel".

Finalment, la secretària d'Estat d'Afers Exteriors i Iberoamèrica i el Carib, Cristina Gallach, aportà la seva visió dient que "estamos fragmentados y lejos de tener la estabilidad y prosperidad que teníamos hace 25 años. En el fondo, la visión sigue siendo la misma, pero la realidad ya no es la misma que entonces". Gallach, amb trajectòria i coneixement de l'àmbit Europeu, digué que "una de las funciones que tenemos es la de que la Unión Europea se ponga gafas mediterráneas. Tenemos una confluencia de instrumentos que hay que sobreponerlos y asegurarnos de que estén bien enfocados. Nuestra misión es asegurarnos de que esta política de vecindad sea una que se corresponda al reto que tenemos con respecto a estos países: retos económicos, climáticos y sociales". Seguint amb això, segons Gallach "hay que asegurar una política de vecindad centrada y enfocada a los y para los países del sur que esté bien subvencionada para construir transversalidad entre todos los países mediterráneos". També comentà que "hay que impulsar que España vuelva a ser el agitador de políticas mediterráneas en la Unión Europea dotadas, pensadas y ejecutadas de forma en que se hagan de forma conjunta con los países que forman parte". Per acabar, i fent referència a això últim esmentat, defensà que "ésta política mediterránea en positivo, en unas circunstancias más complejas que las de hace 25 años sólo se pueden hacer con éxito si lo hacemos en red. Ciudades, empresas, organismos de la sociedad civil, centros de pensamiento, gobiernos, ministerios... Tenemos que ser capaces de impregnar a los actores principales la imagen de mediterraneidad".

PDF

 

 

Activitats realitzades


 

 

 

 

Arxiu històric
del socialisme
català

El futur del treball. Reptes i propostes
Papers de la Fundació

Informe Social. Desigualtats davant d'un futur incert
Col·lecció Informes

Moments del socialisme català
frc Llibres

Transparència

Diari de Miquel Iceta

Economistas frente a la crisis

reformafederal.info

 

Segueix-nos

facebook
twitter

Carrer Pallars, 191
08005 Barcelona
fundacio@fcampalans.cat

T +34 933 195 412

creat per ATIPUS